Víctor Sánchez ha sido uno de los expertos en el Eje de los Espacios Maker. Con mucho entusiasmo, nos habla de la ilusión por crear desde cero los proyectos maker, y la necesidad de contarlo después. La filosofía maker puede acompañarnos en un proceso de transformación de un colegio. Ese espíritu es contagioso. Con un grupo de “locos” trabajando juntos en un corner maker se podrá introducir el cambio de rol que requiere el profesor, el trabajo por proyectos, y tantos otros cambios.