El pasado 2 de junio tuvo lugar en Cambridge un panel sobre la situación del aprendizaje adaptativo en el contexto educativo europeo. Esta reunión, enmarcada en la convención anual del Grupo Internacional de Editoriales Educativas (IGEP), juntó a representantes de numerosas compañías que compartieron sus experiencias, incertidumbres, certezas y dudas, sobre este innovador sistema de aprendizaje.

Hasta siete compañías editoriales compartieron sus proyectos y su visión sobre el aprendizaje adaptativo: Santillana (España), Gyldendal (Dinamarca), Aschehoug (Noruega), Zanichelli (Italia), Young Digital Planet (Polonia), Klett (Alemania) y Cambridge University Press (Reino Unido).

La tónica general se puede resumir en las siguientes conclusiones:

  • Existe incertidumbre sobre el espacio actual que estos productos tienen en el mercado.
  • La tecnología de los datos enfrenta a las editoriales a un desafío nuevo en muchos órdenes de su negocio.
  • Les enfrenta al reto de realizar una aproximación nueva a los contenidos que produce.
  • Ilusión sobre un camino tecnológico que de verdad puede aportar un valor al aprendizaje.
  • Reto de ofrecer a los profesores verdaderas experiencias de relación con datos.
  • Y una conclusión común: seguir entendiendo.
Panel IGEP Aprendizaje Adaptativo 2

Panel IGEP Aprendizaje Adaptativo

A continuación compartimos las experiencias presentadas por cada una de las editoriales educativas.

Aschenhoug (Noruega)

Sin una experiencia concreta todavía, la compañía noruega está muy presionada por los movimentos de su competencia que ya dispone de distintos productos adaptativos en el mercado.

Muy volcados aún en la producción de productos en papel, su aproximación al mundo del aprendizaje adaptativo se está centrando en la comprensión de este sistema, y en entender el valor que puede aportar al libro de texto tradicional.

A la hora de apostar por la construcción de productos adaptativos se encuentran muy condicionados por el tamaño de su mercado educativo, que les ofrece un potencial máximo de 65.000 alumnos.

Young Digital Planet (Polonia)

Tras una intensa y frustrante relación con Knewton, la compañía polaca tomó la decisión de construir su propio algoritmo adaptativo basado en la Item Response Theory https://en.wikipedia.org/wiki/Computerized_adaptive_testing, sin mucho recorrido, para finalmente desarrollar un proyecto con un profesor universitario experto en el trabajo con alumnos de altas capacidades.

Según sus experiencias, que no pudieron ser muy profundas, si bien encontraron pistas significativas sobre el valor que este sistema puede aportar al aprendizaje y a sus productos editoriales.

Zanichelli (Italia)

La editorial italiana ha estado experimentando desde 2011 distintas líneas de trabajo relacionadas con el aprendizaje adaptativo. Precisamente ese año crearon su propia plataforma para la preparación de exámenes llamada MATUTOR. Junto a la Universidad de Génova desarrollaron su propia herramienta de aprendizaje adaptativo.

Esta experiencia digital, centrada en la preparación de exámenes, tuvo un gran desafío en el uso que los profesores hicieron de ella ya que muchos de ellos desconfiaron de las “decisiones automatizadas” que el sistema tomaba para construir los itinerarios de aprendizaje para sus alumnos.

Gyldendal (Dinamarca)

Acaba de construir -aún no lo ha lanzado al Mercado- su propio producto propio para aprender idiomas. Motivados por el impulso que el Gobierno de Dinamarca ha dado a la utilización de contenidos y digitales y experiencias digitales en las aulas, los responsables de Gyldendal ha apostado por este sistema como uno de los ejes del crecimiento de su negocio. En los próximos meses tendrán datos del piloto que van a lanzar en decenas de centros educativos.

Klett (Alemania)

Acaban de terminar un piloto, o algo más que un piloto, en centenares de escuelas de Alemania con la adaptación del producto BuilUp! de Adaptemy/Follens. Las conclusiones que plantearon fueron “agridulces”.

Por un lado constataron que la experiencia de aprendizaje adaptativo realmente “funciona”. Es decir, construye experiencias de aprendizaje personalizadas y consiguen conectar conocimiento y alumnos.

Por otro lado encontraron en la percepción del valor de este producto que tienen los profesores un verdadero freno a la hora de implementar la propuesta en el mercado.

Cambridge University Press (Reino Unido)

Experiencia intensa en la construcción de productos para Educación Superior que anda en pleno despliegue y de la que aún no tienen conclusiones.

Santillana (España)

Santillana compartió las conclusiones del piloto realizado con el producto A2O en España y Latinoamérica. Un total de 1.500 alumnos y 80 docentes de nueve países trabajaron en 2016 con la herramienta adaptativa de Álgebra para alumnos de 12 años.

Alumnos Colegio A2O

Experiencia adaptativas en un colegio de España con A2O

 

Las principales conclusiones fueron:

  • La adaptatividad funciona. Los alumnos disfrutan de itinerarios de aprendizaje completamente personalizados y en tiempo real.
  • La adaptatividad se adapta. Se detectaron hasta 16 casos de uso distinto en las aulas.
  • Se percibió un impacto positivo en el aprendizaje de los alumnos.
  • Se amplió la información y los datos que una compañía creadora de contenidos puede tener sobre ellos.